el rol de las fuerzas armadas argentinas en pandemia
El rol de las fuerzas federales de seguridad en la pandemia en Argentina ha estado en debate a causa de las nuevas medidas establecidas por la segunda ola.
 
Esta semana la Organización Mundial de la Salud advertía sobre el aumento de casos de coronavirus a nivel mundial.
 
La cantidad de nuevos casos por semana casi se ha duplicado en los últimos dos meses y ya son 140 millones de personas las infectadas.

Situación actual de la pandemia y las medidas vigentes 

Alrededor del mundo las medidas de cuidado no farmacéuticas (distancia, ventilación, evitar circulación) son una herramienta indispensable de la gestión de la pandemia.

En Europa, que actualmente enfrenta la cuarta ola, las medidas son muy estrictas.

En España, con 9 mil casos diarios, se mantiene el toque de queda desde las 22hs y bares y restaurantes funcionan sólo hasta las 17hs.

Continúan prohibidos los encuentros de más de 6 personas y en muchas comunidades se impide salir fuera del municipio para evitar la circulación entre ciudades.

Si miramos el Reino Unido, que había mantenido una actitud negacionista, se ve como tuvo que implementar luego medidas extremas ante la incapacidad para deterner el aumento de muertes que ya superan las 125 mil.

Desde diciembre se estableció un confinamiento estricto, que incluyó el cierre de escuelas.

Ahora comienza a flexibilizarse porque los casos han bajado a unos 3 mil diarios y 31 millones de personas ya recibieron al menos una dosis de la vacuna.

Alemania, por su parte, con casi 25mil casos diarios, esta gestionando una ley federal que permita disponer de manera unificada las medidas para todo el país.

El proyecto incluye habilitar la posibilidad de un toque de queda desde las 21 hs.

El resto de  la Unión Europea se encuentra en situaciones similares.

Cada país va definiendo las medidas en función de su propia evolución porque hay factores ambientales y de comportamiento que inciden en como se desarrolla la enfermedad.

No se discute que las medidas de cuidado son claves para frenar al virus.

La situación de las escuelas

El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC) realizó un estudio en 2020 en el que analizaba el impacto de la reapertura de escuelas.
 
El estudio revela que la escuela no es en sí misma un lugar de incremento exponencial de contagios.
 
Pero también, que los niveles de contagio están vinculados a la transmisión comunitaria.
 
Es decir, si hay alta circulación del virus, la escuela, es un espacio más que contribuye al contagio.
 
En este contexto, la mayoría de los países europeos han vuelto a limitar las clases presenciales en algún momento.
 

Por ejemplo Italia, Alemania, Países Bajos o Austria cerraron luego de las vacaciones de navidad y Grecia las mantuvo cerradas entre noviembre y enero. Francia ha decidido volver también a cerrar las escuelas porque están llegando a un nivel de ocupación de terapia intensiva muy alto.

A pesar de que el país lleva meses con toque de queda a las 19 hs, con comercios no esenciales cerrados, prohibición de reuniones y de moverse a más de 10km del domicilio, no ha sido suficiente.

La decisión, explicó el primer Ministro francés, se fundamenta en «evitar tener que elegir a que pacientes se salva y a cuales no«.

En Europa ya pasamos por eso y nadie quiere volver a estar en esa situación.

El rol de las fuerzas federales de seguridad en la pandemia en Argentina

El gobierno argentino dispuso nuevas medidas de cuidado y la intervención de las fuerzas federales de seguridad en los controles de circulación.

También se establece que las fuerzas armadas colaboren en los dispositivos sanitarios.

Esto ha generado dudas y algunas interpretaciones malintencionadas sobre la participación de fuerzas armadas en seguridad interior, un tema que nuestro país supero luego de la dictadura gracias a la regulación de la ley 24.059.

Por esto, es importante aclarar que las fuerzas federales de seguridad (Policía Federal Argentina, Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y Policía de Seguridad Aeroportuaria) ya tienen entre sus funciones la seguridad interior.

Es decir, no se añade ni modifica ninguna de sus funciones, sino que se establecen procedimientos operativos específicos destinados al control de la circulación.

Por otro lado, el rol que ocuparan las fuerzas armadas en esta etapa, estará limitado a la asistencia en los puestos sanitarios.

No serán parte de ningún mecanismo de control poblacional, y las funciones las ejercerán sin armas.

La ley establece que las fuerzas armadas no tendrán participación en seguridad interior, salvo situaciones excepcionales.

En ese caso se requeriría la declaración del estado de sitio y solo podrían dedicarse a actividades logísticas o de protección de la jurisdicción militar.

Pero en cambio, sí esta incluido entre sus funciones las operaciones de apoyo a la comunidad nacional, entre las que puede entenderse el soporte al sistema de salud en el contexto actual de pandemia.

En síntesis, los contagios continúan creciendo a nivel mundial mientras los gobiernos deben equilibrar las afectaciones a la salud y otros derechos. Las escuelas no son lugares de especial contagio, pero corresponde su cierre cuando los niveles de circulación comunitaria son elevados.

El rol de las fuerzas federales de seguridad en la pandemia en Argentina es un elemento clave y como tal debe ser analizado sin banalizarlo.
 
En este contexto de emergencia mundial permanente, la supervisión ciudadana también debe ser permanente. Las disposiciones actuales en Argentina cumplen con la legalidad vigente y quedará evaluar en el futuro su posterior ejecución.
 

Puedes escuchar la opinión de Lucía Morale y encontrar sus notas en esta página.

Escucha la opinión de Lucía Morale en nuestro podcast

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Facebook
WhatsApp