Lucía Morale Seguridad para todes-phishing y estafas online

Durante la pandemia se han incrementado las operaciones online y por ende, las estafas online: Descubre qué son y cómo protegerte.

¿Hay más estafas por internet?

El Phishing y estafas online aumentaron en todo el mundo desde el inicio de la pandemia. En España han aumentado 70% durante la cuarentena por ejemplo, en Argentina esta alrededor del 60%.

Las compras, los trámites y gestiones que hacemos en internet han crecido en forma exponencial acrecentando la posibilidad de cometer estos delitos.

Hay diferentes tipos de delitos cibernéticos: phishing, falsos préstamos, comercios online fraudulentos, falsos alquileres, falsos servicios de soporte técnico, falsas ofertas de trabajo, o sextorsión que también es un delito que he observado crecer bastante.

En este artículo, me centraré en el phishing y los negocios online fraudulentos.

Es importante tener presente que todxs creemos que no nos va a pasar pero los mecanismos están muy estudiados y son bastante sutiles.

Así es como un día podrías estar desprevenidx y caer en la trampa.

Estafas online: negocios online fraudulentos

Son los delitos que se dan cuando hacemos compras por internet. Algo tan frecuente en estos días. Creemos que estamos comprando algo, lo pagamos y en realidad es una página falsa y alguien se queda con nuestro dinero.

Hay algunos factores de riesgo, por ejemplo productos de marca muy rebajados de precio o un producto que es difícil conseguir.

En general, suelen ser productos baratos, pero hay de todo.  

6 precauciones para evitar estafas online

  1. Uno de los factores de riesgo puede ser el precio demasiado bajo de un producto. Por ejemplo: si es un producto de marca y lo encontramos al 50% en un negocio no oficial, es decir, no el de la marca que queremos comprar y no conocemos este negocio, hay que chequear que sea fiable.

2. Lo primero es mirar que la web tenga certificado de seguridad. Es un candado que aparece justo antes de la dirección de la web si clicamos ahí nos dirá si la web es segura. Este certificado no es provisto por la propia web, por lo que nos da cierta garantía.

conexión segura
Conexión segura

3. Asegúrate que el negocio existe, por ejemplo: si lo encuentras por internet te dará alguna pauta.

4. Realiza una búsqueda para ver si hay opiniones de clientes: poniendo en un buscador el nombre de la web y “opiniones”  o “valoraciones”. Una página con opiniones es más probable que sea real, más probable aunque por supuesto no nos da un 100% de seguridad.

5. Al momento de realizar el pago suelen redirigir a webs externas especializadas en pagos que ofrecen mayor seguridad.

6. Hay algunos comercios webs que han incorporado sellos de seguridad, hay muchos, por ejemplo AENOR, McAffe o Norton. Estos íconos podemos encontrarlos en la web, suelen estar al final con los datos de la empresa.

¿Qué debes hacer si has sido víctima de una estafa online?

Si pasan los días y tu producto nunca llega, entonces sabrás que has sido víctima de una estafa online.

En este caso, es posible que la página web donde compraste no te permita hacer la devolución del producto.

Primero, debes informar a tu banco para que anule esa transacción. Es importante guardar toda la información posible, por ejemplo, si hemos recibido algún mail o los datos de la web para poder informar al banco.

También puedes realizar la denuncia: en la página web de la Dirección Nacional de Ciberseguridad de Argentina puedes encontrar información sobre el procedimiento.

¿Qué es el Phishing?

El phishing es una suplantación de identidad.

Quien comete el delito, hace una simulación, haciéndose hace pasar por una entidad reconocida: Bancos, Correos, empresas de transporte, Microsoft, entre otros.

Pueden ocurrir estos supuestos:

  1. Te contactan por mail, por teléfono o por redes sociales desde una cuenta que simula ser la real con el objetivo de conseguir tus datos.

2. Te llaman o te envían un mail diciendo, por ejemplo, que hubo un problema con tus datos y que van a cerrar tu cuenta de mail o van a cancelar la licencia de un producto y que la computadora dejará de funcionarte, o que el envío que esperas no se puede entregar por falta de datos o que hubo un error en el cobro, etc.

En Argentina también se han dado fraudes con pedidos de pagos argumentando “diferencia en el valor declarado” por compras en el exterior.

De esta manera consiguen datos de tarjetas y cuentas bancarias.

Quizás recibas una llamada diciéndote que te has ganado un premio. No te ilusiones, estas llamadas casi siempre son estafas. 

En general, los datos que intentan conseguir son:

  • Contraseñas
  • Números de tarjetas
  • DNI o CUIT
  • Nombres de usuario o códigos PIN

Cuando obtienen estos datos realizan compras, reservas o extracciones de dinero utilizando tu nombre.

¿Cómo detectamos un caso de phishing?

Podemos seguir algunas pautas para intentar evitarlo:

  1. Lo más importante es tomarse un tiempo para reaccionar. Ninguna entidad de este tipo va a cerrarte una cuenta o cancelarte un producto ante la primera advertencia y de manera inmediata.

Entonces, ante la duda, la mejor manera es ponerse en contacto con la cuenta oficial.

Por ejemplo, si es un banco o un proveedor de servicios de informática o internet podemos entrar a su página web, buscar un mail de contacto y explicar que nos ha llegado esto y que queremos confirmar que sea veraz.

También hay que sospechar si piden que pongamos datos como el pin o el código de autorización de la tarjeta.

Nunca hay que pasar esos datos por mail.

2. Presta atención a los detalles.

En los casos que este delito se comete por mail, a simple vista será un mail oficial, aunque si miramos en detalle veremos errores.

La dirección puede tener alguna letra de más o de menos en el nombre, o algún número añadido, por ejemplo.

Muchas veces puede ser que la redacción del texto del mail también sea incorrecta, con faltas de ortografía o se nota que es de traductor automático, verbos mal conjugados, etc.

3. Si tienes dudas, nunca abras los enlaces que vienen en los mails.

Tampoco llamar a los números que aparezcan o que nos dé la persona que llama por teléfono.

Si quieres contactar a la supuesta empresa, siempre busca por tu cuenta los datos de contacto.

También evita descargar archivos porque eso puede instalar en tu computadora un virus.

4. Confirma que tienes el producto o servicio.

Parece una tontería, pero podría llegarte un mail de una empresa de teléfonos y cuando ni siquiera tienes un teléfono de esa empresa.

Si te dicen, por ejemplo, que es un problema con un envío, verifica que estés esperando algo, el número del envío y la empresa en la que has realizado la compra.

Nunca des más datos de los necesarios.

Las estafas online en las redes sociales

Las posibilidades de ser víctima de phishing y estafas online se han incrementado porque muchas empresas han habilitado canales de atención por WhatsApp o redes sociales.

Por ejemplo, los bancos, ahora permiten hacer una reclamación o algún trámite por esos canales.

Está habiendo problemas de filtrado de datos y muchas cuentas falsas que simulan ser el banco que está dando respuesta a tu reclamo.

Como tú eres la persona interesada en que el banco te responda, al recibir su correo o Twitter o mensaje de Instagram, es probable que le brindes todos los datos que soliciten.

Tienes que estar muy atentx y verificar que el mensaje viene de la cuenta oficial.

La cuenta oficial en las redes sociales debería tener una tilde azul o verde al lado del nombre de la cuenta, aunque también pueden existir negocios que no cuenten con la verificación de la cuenta y sean honestos.

Es responsabilidad de las empresas invertir en la protección de sus sistemas de seguridad.

Ha pasado en algunos casos que hackean las bases de datos y roban datos personales. En estos casos, como usuarix no puedes hacer nada.

Qué debes hacer si, aún tomando las precauciones necesarias, resultas víctima de estafas online

Si en algún momento detectas que caíste víctima de phishing o estafas online, lo primero es bloquear tu tarjeta de crédito y cambiar las claves de tu acceso al banco o la clave que  hayas dado.

También debes informar urgente al banco para que activen el seguro y puedas recuperar el importe que te robaron.

Cada entidad te va a explicar el procedimiento que tienes que seguir.

También si has tenido intercambio de mails o habías dado tu mail, es recomendable que cambies tu clave de mail (ya que muchas veces acceden a tu correo electrónico) y debes bloquear al remitente de inmediato.

En cambio, si fue por Twitter, puedes denunciar la cuenta. Así, Twitter eliminará esa cuenta que suplanta la identidad.

Algunas recomendaciones generales sobre estafas online

  • En estos días que hacemos tantas transacciones online debes revisar con frecuencia los extractos del banco y las tarjetas para ver que no figuran cargos indebidos. A veces serán de muy poco dinero para que cueste más detectarlo hasta que hayan hecho muchos.
  • Nunca facilites información confidencial por mail ni teléfono, como números de cuenta, clave de la tarjeta de crédito, contraseñas de acceso a redes sociales o cuentas de correo. Podrían con estos datos vaciar tu cuenta, o incluso pedir un crédito a tu nombre si han conseguido las claves bancarias.
  • Si tienes que actualizar tus datos en el sitio web de algún organismo, escribí vos mismo la dirección web de la organización en el navegador.

En la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Santa Fe, detectaron esta estafa por redes sociales.

Puedes encontrar las opiniones de Lucía Morale en esta página.

Escucha la opinión de Lucía Morale en nuestro podcast

Escucha nuestro podcast

Notas Relacionadas

Visita estas páginas en nuestra web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Más info

aceptar
Facebook
WhatsApp